Antigua Central Eléctrica

El secreto mejor guardado, sin duda, del puerto industrial. El origen de este edificio, auténtico símbolo histórico de El Musel, se sitúa en 1906, pero fue rehabilitado casi un siglo después, en 2004, como centro de recepción de visitantes, transformando su interior en un espacio diáfano. La antigua central es hoy una de las localizaciones más singulares de Gijón para organizar un evento. Un espacio moderno, perfectamente equipado, que  conserva, además, el aura del pasado industrial de la ciudadcon un estilo arquitectónico característico de comienzos del siglo XX, donde destacan los muros de mampostería de ladrillo.

UBICACIÓN

El Musel s/n, Edificio de Servicios Múltiples. 33212, Gijón.

CARACTERÍSTICAS

997 metros cuadrados

Aforo variable

Tres plantas

Espacios diáfanos

Espacios exteriores disponibles

Servicios

  • Climatización/calefacción
  • Pantalla de proyección
  • Zona de exposición fija permanente
  • Sala de ponencias
  • Almacén
  • Aseos
  • Oficina
  • Atril
  • Mesas
  • Sillas
  • Aparcamiento
descripción de LOS espacios

El edificio, rehabilitado respetando la estética original, consta de tres plantas y, estructuralmente, está formado por dos cuerpos yuxtapuestos conectados desde el interior mediante escaleras.

La planta baja es un espacio dividido en dos partes comunicadas. De un lado, el ala este una zona de gran altura protagonizada por una maqueta de la costa de Gijón, donde puede apreciarse la envergadura del puerto industrial.  En el ala oeste, por su parte, con estancias más reducidas,  se ubican los aseos, la oficina y las salas de almacenaje, todos ellos espacios añadidos en la remodelación de 2004.

El ala este de la primera planta está habilitada como una amplia sala de ponencias, muy bien iluminada con luz natural. Cuenta con una mesa principal para 4 personas (el equipamiento básico incluye 4 sillas y cuatro micrófonos). El espacio para el público incorpora 48 sillas, con abundante espacio extra para asistentes de pie y prensa.

La distribución de todas las salas es opcional, pudiendo disponerse de cualquier forma, dejando los espacios despejados de elementos en función de las necesidades del evento.

En el extremo opuesto, al ala oeste de la primera planta se accede por usas escaleras que constituyen el elemento central de una sala diáfana y versátil, equipada inicilmente con dos grandes mesas alargadas con capacidad para 10 y 16 personas.

La distribución de todas las salas es, en cualquier caso, opcional, pudiendo disponerse de cualquier otra forma, dejando los espacios despejados de elementos en base a las necesidades del evento.