Edificio de la Antigua Rula del Puerto de Gijón

Un edificio emblemático de Gijón, ligado a su historia marinera, testigo de dos siglos desde su ubicación privilegiada en el puerto deportivo. Su construcción se remonta a mediados del siglo XIX, destinado entonces a su uso como aduana. Posteriormente, se convirtió en histórica lonja de pescado de la ciudad, hasta su reconversión en los años 80 para cumplir diversos servicios náuticos. La antigua rula es hoy, además de una de las salas de exposiciones itinerantes más reconocidas de la ciudad, un espacio ideal para celebrar eventos con un encanto especial, junto al mar, para dejar huella en pleno centro de Gijón.

UBICACIÓN

Calle Claudio Alvargonzález, Edificio Antigua Rula. 33201, Gijón.

CARACTERÍSTICAS

126 metros cuadrados

Aforo variable

Dos plantas

Espacio diáfano

Servicios

  • Climatización/calefacción
  • Aseos
  • Almacén
  • Soporte de publicidad exterior
descripción de LOS espacios

El edificio de la antigua rula de Gijón, al que se accede por un atractivo vestíbulo ubicado en el frontal principal, consta de dos plantas conectadas por una escalera interior. 

Por su ubicación en el puerto deportivo, cerca del casco histórico, se trata de una localización ideal para la celebración de acontecimientos de carácter abierto, como actos culturales o presentaciones de carácter institucional o social, además de eventos de tipo promocional o informativo, ligados a la captación de público sobre el terreno.

La planta baja está formada por un amplio espacio diáfano que, por las características de la sala, en los últimos años han tenido lugar exitosas exposiciones de arte y fotografía, además de  eventos de otra índole, como el 125 aniversario de la Guardia Civil.

Al fondo de la sala, la planta baja del edificio cuenta con aseos y varios espacios de para almacenaje.

Por su ubicación, se trata de un espacio ideal para acontecimientos abiertos, como eventos culturales o presentaciones de carácter institucional o promocional, ligados a la captación de público sobre el terreno.

En la planta superior, la antigua lonja de Gijón dispone de un espacio de almacenaje complementario.

En el exterior, el edificio dispone de un soporte publicitario para la colocación de carteles informativos.